Saltar al contenido
Software Estadísticas de Poker

Guía para aprender a Jugar al poker

guiapoker

Si has llegado a este post es porque te interesa adentrarte en el mundo del poker, por eso te dejo esta Guía para aprender a jugar al poker, espero que te sirva para dar tus primeros pasos.

Introducción a la guía de poker:

El póquer es uno de los juegos más populares que han sido ampliamente aceptados por todos los casinos del mundo. Su creciente popularidad puede juzgarse por el hecho de que diariamente millones de personas juegan al póquer. La palabra póquer en sí misma se busca más de un millón de veces al día. Debido a su enorme demanda, el póker se ha hecho disponible en Internet.

¡Sí! Esto es cierto. Incluso se puede jugar al póquer en línea.

Pero aún así he encontrado que mucha gente le teme a este juego porque piensan que es un juego de azar y que perderán su dinero. Pero eso no es cierto. Si me crees, entonces el póker, más que un juego probabilístico, es un juego de estrategia que involucra la presencia de la mente y la habilidad de tomar la decisión correcta.

Apuesto a que si tienes la actitud correcta, las habilidades de este juego y puedes mantener la calma entonces nadie puede ganarte en este juego.

Ganarse la vida jugando al póquer

Conozco a mucha gente que se gana la vida sólo jugando al póquer. El póquer es un juego de estrategia que puede ser fácilmente aprendido y aplicado. Conociendo la estrategia correcta, las habilidades necesarias y un poco de conciencia sobre cuándo jugar y cuándo no, verás un montón de fichas a tu lado.

Es un juego y por lo tanto debes darte cuenta de que no puedes ganar siempre. Puede que tengas malas manos y por eso debes saber cuándo retirarte. La mejor parte de este juego es que puedes aprender todo esto. A diferencia de jugar una de las variantes de póquer en los casinos en línea, que son juegos 100% de azar, aprender el juego, leer y practicar mejorará tu nivel de habilidad en el texas hold’em, omaha o el seven card stud.

Como cualquier otro juego, el póquer es un juego de habilidad y debes ser un maestro de estos para poder sobresalir en este juego.

Reglas básicas – Texas Hold’em

Muchos de ustedes pueden estar familiarizados con el juego de cartas llamado Poker, que se conoce con diferentes nombres. Una de estas increíbles nuevas versiones se juega en el Texas Holdem, que es el más popular. Después de que las ciegas iniciales y antes (ver explicación más abajo) se han colocado, cada jugador recibe 2 cartas ciegas personales que no se pueden ver hasta el enfrentamiento final.

La anticipación, acompañada de la experiencia, entra en juego durante la primera ronda de apuestas llamada FLOP donde se entregan 3 cartas comunitarias. La carta TURN y la carta RIVER, la 4ª y 5ª sucesivamente se exponen por turno después de cada ronda de apuestas.

Cuando llega el momento del enfrentamiento, cada jugador usa su inteligencia para hacer la mejor combinación posible de 5 cartas usando cartas personales y comunitarias.

Cada jugador tiene la oportunidad de repartir una vez en una ronda. Preferiblemente, a todos les gusta usar sus ciegas pero antes siempre están a su disposición.

Aquí hay una lista de las mejores manos: Lista completa de manos de póquer

5 cosas que no se deben hacer en el póker

Explicación del término “ciegas”:

Apuestas forzadas, sólo se requiere de dos jugadores en lugar de todos los jugadores de la mesa. En el Holdem hay dos tipos de ciegas:

1. Ciega pequeña, la más pequeña de dos apuestas forzadas. Normalmente la mitad de la apuesta mínima de apertura.

2. Ciega grande, la mayor de las dos apuestas forzadas. Normalmente igual a la apuesta mínima inicial.

Seven Card Stud – Otra variación del Poker

La variante más común del póquer que se juega en línea y en los casinos es el Five Card Stud o el Texas Hold’em. Sin embargo, el Seven Card Stud es otra variante popular del juego de póquer. Es un juego igual de bueno e interesante, pero posiblemente sea menos popular por la diferencia en la forma en que se reparten las cartas y el número de rondas de apuestas que se realizan, lo que hace que sea un juego un poco más largo de jugar.

Es importante recordar que no importa qué variante del póquer se juegue, ciertas cosas permanecen siempre iguales. El objetivo del juego es siempre intentar ganar el dinero que se coloca en el bote, y el orden en el que las manos anotan también se mantiene siempre igual, así que incluso si estás jugando una variante que nunca has jugado antes, siempre estarás seguro de estos conocimientos básicos, y podrás concentrarte en dónde varían los juegos en su lugar.

Como mencioné antes, las cartas del Seven Card Stud se reparten de forma diferente a las del Five Card Stud. Los dos juegos comienzan de la misma manera, con el crupier repartiendo dos cartas boca abajo a cada jugador, y luego se juega una ronda de apuestas inicial. En este punto el juego se desvía del Five Card Stud sin embargo, ya que no se reparten cartas comunitarias. En su lugar, cada jugador recibe cinco cartas individuales más, una por ronda, con una ronda de apuestas entre cada reparto. Así que las cartas 1 y 2 han sido repartidas juntas como las cartas del mazo boca abajo.

Luego las cartas 3, 4, 5 y 6 se reparten una cara arriba a cada jugador, una por ronda. Después de la apuesta que sigue a la carta 6, las últimas cartas se reparten de nuevo una a cada jugador, pero esta vez boca abajo. La ronda de apuestas final se lleva a cabo, y luego viene el enfrentamiento. Como en la mayoría de las variantes de póquer, los jugadores apuestan por la mejor mano de cinco cartas que puedan hacer.

Con un total de seis rondas de apuestas por juego, el juego toma más tiempo para cada juego, y algunas personas encuentran esto un poco más frustrante ya que crea un juego más lento. Sin embargo, para algunas personas, esta apuesta añadida y el hecho de que la séptima carta esté boca abajo en lugar de boca arriba significa que encuentran más interesante y desafiante jugar, y normalmente significa que hay más dinero en el bote al final del juego también, lo que muchas personas encuentran una mejora.

Obviamente, con siete cartas repartidas por persona en lugar de dos por persona más cinco cartas centrales, menos personas pueden participar en un solo juego. Para algunas personas esto es algo bueno, para otras no tanto. En realidad es sólo una cuestión de gustos ya que ambos juegos pueden ser rápidos o lentos y el potencial de ganar es todavía muy variable. Si quieres más información, usa esta Guía de Póquer para Principiantes, es una buena guía donde puedes aprender mucho sobre el póquer.

Más variaciones de póquer:

– Variaciones del Stud Poker

– Cómo jugar al Omaha Poker

¡Consejos de estrategia y otros hechos que debes saber!

Ahora, antes de que desperdicies tu dinero en el póquer, personalmente te aconsejo que hagas lo siguiente:

– Busquen un poco sobre el póquer y ganen algo de experiencia. De lo contrario, terminarás perdiendo una gran cantidad de dinero.

– Tienes que tener algunas habilidades de póquer antes de empezar a jugar a juegos de casino como el póquer en vivo en los casinos o en línea. Hay muchos software de ayuda en el poker y tutoriales disponibles o puedes jugar amistosamente para mejorar tu habilidad. El motivo es ganar algo de experiencia en el juego antes de arriesgar tu dinero.

– Una vez que creas que tienes el conocimiento y la habilidad requerida puedes jugar al póquer y ganar dinero. Sugiero que juegues en salas de póquer establecidas y confiables en Internet. Aproveche los bonos de póquer y los códigos de marketing.

– También asegúrate de inscribirte a través de una compañía confiable para recibir tu rakeback cada mes.

– Por último, diría que la adicción al póquer es perjudicial, así que no te hagas adicto a este juego. Es muy común tener adicciones al póquer y te darás cuenta después de que te haya afectado de manera adversa.

¿Dónde se juega?

Si tienes en cuenta todos estos puntos, no hay ninguna razón por la que no puedas jugar al póquer. Todo lo que necesitas ahora es una tarjeta de crédito. Te sugeriré algunos sitios como Titan Poker, Pokerstars y Skypoker – Poker Online (todos estos son Casinos de confianza). He visto a muchas personas reacias a probar el póquer de juego porque dudan de la seguridad de los sitios web de póquer. Pero les aseguro que hay varios sitios web que no son dudosos y que todo su dinero está en buenas manos.

Los juegos con más dinero en efectivo en línea se pueden encontrar en Full Tilt Poker. Las mesas de apuestas altas aquí son el sueño de todo pájaro de rieles y se reúnen por miles para ver la espectacular acción de póquer donde cientos de miles de dólares pueden cambiar de manos en un solo bote. Cuando se trata de torneos en vivo, WSOP es el más grande. El gran auge del póquer tuvo lugar cuando Chris Moneymaker ganó el evento principal de WSOP en 2003 después de clasificarse en un torneo de póquer en línea.

Con la estrategia correcta y los consejos de los jugadores de póquer experimentados, uno puede ser un maestro en este juego. Si eres un principiante, aprender las habilidades del juego puede requerir algo de tiempo, pero una vez que entiendas los fundamentos del póquer, te convertirás en un verdadero maestro. He tratado de poner algunas de mis experiencias que pueden ser beneficiosas para ti, especialmente si eres un principiante. No sólo se trata de la habilidad para jugar al póquer, sino también de cómo sacar el máximo provecho de los casinos de juego en línea. Cuando te registras y depositas en un casino de juego instantáneo, asegúrate de obtener el mejor código de bono de póquer disponible. Busque las mejores ofertas ya que cambian todo el tiempo.

Consejo 1: Jugar más no es ganar más

He visto a la mayoría de los principiantes tratar de jugar cada mano. Sólo quieren ser parte de la acción incluso cuando tienen una mala mano. Este es probablemente uno de los mayores errores. Recuerda siempre que jugar más no asegura ganar más. La paciencia en el póquer es probablemente lo más difícil de dominar. Debes aprender cuando dejar de jugar, de lo contrario te verás quedando sin dinero.

Consejo 2: Golpea fuerte cuando sepas que vas a ganar

Todo el mundo en el juego de póquer tiene su parte de buenas y malas manos. Los verdaderos ganadores del juego se aseguran de ganar con enormes márgenes mientras pierden ollas más pequeñas que el promedio. Si tienes una buena mano durante el juego, entonces planea tus apuestas para ganar tantas fichas de tus oponentes como puedas. Este es tu momento y te das cuenta de esto. Intenta ganar tanto dinero como puedas jugando con cautela. Por el contrario, jugar con una mano vulnerable no es viable, así que haga lo posible por perder lo mínimo.

Consejo 3: El farol no es ciencia

El farol es una parte integral del póquer. Es más bien un arte. Pero debes ser cauteloso al fanfarronear. El farol es cuando un jugador con una mano débil obliga a otro con una mano más fuerte a retirarse. El farol es muy divertido. Pero puede ser dañino si no sabes cómo hacer un farol. Tienes que entender que el farol funciona en ciertas situaciones y contra ciertas personas. NO hay ninguna regla que diga que hay que farolear. Así que úsala si estás muy seguro y confiado en ella. No se eche un farol sólo para farolear. Al mismo tiempo, no pierda ninguna oportunidad de hacer un farol rentable.

Consejo 4: No te quedes en una mano sólo porque el bote tiene algunas de tus fichas

Otro error muy común que la mayoría de los principiantes tienden a cometer es que no se retiran después de poner dinero en la olla. Bueno, piensan que si ya han puesto tanto dinero en la olla que tienen que quedarse ahora. Pero esta no es la manera. Si sabes que no puedes ganar, entonces quedarte en el juego sólo agravaría tus pérdidas. Tirar más y más dinero en el bote no significa que ganes. De hecho, perderás a lo grande. Si estás muy seguro de que estás vencido, entonces la mejor opción es doblar directamente. Intenta no perder tu dinero cuando tengas una mano débil.

Consejo 5: No juegues al póquer cuando estés triste.

El póquer no es una vía de escape para tu depresión. Mucha gente cree que después de una partida de póquer su estado de ánimo cambiará. Pero esto no es así. Yo diría que no deberías jugar al póquer cuando estás de mal humor. El póquer es un juego de estrategia que tiene mucho que ver con la presencia de la mente. Jugar al póquer a medias o emocionalmente sólo arruinará tu bolsillo. Así que no juegues al póquer cuando sabes que no estás en tu mejor momento. Hay más posibilidades de que otros jugadores se aprovechen de ello y eventualmente te deprimirás más al final del día.

Consejo 6: Lee a tus oponentes

Una de las mejores cosas que puedes hacer para obtener beneficios es observar a tus oponentes, incluso cuando no estás jugando. Si te familiarizas con el juego de tu oponente puedes aprovecharte de él cuando sea necesario, especialmente cuando estás fanfarroneando.

Por ejemplo, si sabes que uno de tus adversarios siempre sube en una determinada posición y otro se retira en cada nueva subida, puedes utilizar esta información para jugar contra ellos. Una vez que sepas que el jugador X siempre se retira a una remontada en un río, es cuando puedes fanfarronear y robar un bote.

Leer la partida de tu oponente es una parte crucial del póquer y si eres bueno en ello, puedes eclipsar a los demás. Saber cómo juega tu oponente es una gran información y puede cambiar tu destino si lo usas correctamente.

Consejo 7: Juega según tus oponentes

Deberías ser lo suficientemente flexible mientras juegas al póquer. Sólo trata de leer el juego de tus oponentes y adaptar tu juego en consecuencia. Si ves que tus oponentes están jugando apretados, entonces levanta más, y si tienen el hábito de hacer llamadas con frecuencia, entonces evita el farol, pero levanta más cantidades con una mano sólida. Por el contrario, si tu oponente es demasiado flojo, entonces necesitas una llamada plana más a menudo, piensa en los cambios de tu juego que aprovecharán al máximo su estilo.

Consejo 8: No juegues el mismo tipo de juego

Así como tú te esfuerzas en leer el juego de tu oponente, tu oponente piensa de la misma manera, tu oponente intenta lo mismo contigo. Así que no juegues el mismo tipo de juego. En lugar de eso, varía tu juego hasta tal punto que le resulte muy difícil a tu oponente leer tu juego. Puede ser uno reaccionando de diferentes maneras con el mismo tipo de mano, variando el tiempo que necesitas para pensar o cambiando el tamaño de tus apuestas, etc. De esta manera, tu oponente nunca será capaz de predecir tu juego y muchas veces es probable que lea mal tu mano, lo que te dará mayores beneficios. Esto también te ayudará cuando estés fanfarroneando.

Consejo 9: No seas un pez entre los tiburones.

Por último, te diría que juegues el juego correcto dependiendo de tus fondos y tu habilidad. No te sobreestimes. Si estás ganando a 2/4 dólares a una tasa consistente no significa que ganarás a 5/10 dólares. Juega de acuerdo a tu nivel de habilidad. Intente ser el mejor en la mesa. Después de todo, estás jugando al póquer para ganar dinero y cuando estás haciendo montones en un juego de nivel inferior, ¿por qué moverte? Una de las razones por las que no debes saltar a un nivel alto de una sola vez es que si ganas una gran cantidad de dinero en un nivel alto, lo pierdes todo allí. En segundo lugar, a medida que el nivel de póquer aumenta, también lo hacen las apuestas y, por tanto, el nivel medio de habilidad de tus oponentes. Así que prepárate al máximo antes de jugar al póquer de altas apuestas. Al principio, inscríbete en los bonos sin depósito para que puedas probar el juego gratis.

Consejo 10: Aprende de los errores

Un hombre de éxito es aquel que aprende de sus errores. Así que analiza tu juego cuando termine. Busca esas manos en las que jugaste bien y mira si hay alguna otra forma mejor de jugar en esa situación. También busca esas situaciones en las que fallaste y averigua la razón de tu fracaso. El tiempo que pases en el auto análisis mejorará tu juego y ganarás más en los futuros juegos de póquer.

Por último, pero no menos importante, debes darte cuenta de que el póquer es un juego. Uno tiene que ganar y otros tienen que perder. Con el tiempo te encontrarás en ambos lados. Así que asegúrate de no tener enemigos al salir de la habitación sin importar si ganaste o perdiste. En general, no insultes a otros jugadores cuando estás arriba o gime cuando estás abajo – sólo guarda tus emociones para ti mismo. Después de todo, es sólo un juego.

¿Jugar al póquer gratis?

Si vas a jugar al póquer en torneos o en partidas de dinero, primero tienes que saber lo que estás haciendo. Sólo se necesita un poco de tiempo cada día para aprender a jugar al póquer y puedes jugar esa hora gratis, y luego puedes empezar a ganar dinero de verdad. La belleza del póker online es que, al igual que otros juegos online, es mucho más conveniente y ofrece las mismas posibilidades de ganar. El póker gratis es muy diferente al bingo, ya que el póker es un juego de habilidad en el que puedes ganar dinero sin hacer ninguna apuesta. Los freerolls funcionan para este propósito, torneos con entradas gratuitas.

Pero recuerda, lo que los juegos de póker gratis no te enseñarán es que la agresión es el nombre del juego. Muchos jugadores se ven atrapados en el deseo de sólo comprobar y llamar a su camino hasta el río. Cuando juegas a este tipo de póquer, vas a tirar las fichas cuando no tienes la mejor mano y no podrás maximizar tu valor cuando tengas la mejor mano. Un principio que debes entender es que si tus cartas son lo suficientemente buenas como para pedirlas, entonces debes pensar en un aumento.